FEDA y Embajada de Taiwán impulsan industria del Bambú en RD

SANTO DOMINGO.-El Fondo Especial  para el Desarrollo Agropecuario (FEDA) y la Embajada de la República de China Taiwán fortalecen sus relaciones para seguir impulsando juntos la industria del bambú en la República Dominicana como resultados de las visitas sorpresa del presidente Danilo Medina.

En ese sentido el  embajador de la República de China – Taiwán, Valentino J. Z Tang  entregó en donación unos US$162,686.00 dólares al Fondo Especial para el Desarrollo Agropecuario (FEDA), correspondiente al tercer desembolso del tercer año de ejecución del proyecto que se ejecuta en el país.

El Proyecto de Habilitación de la Industria del Bambú, cuya nave se encuentra en Monseñor Nouel, cuenta con una inversión total de US$2,519,895 dólares con una considerable contrapartida del gobierno dominicano.

La donación fue recibida por el director del FEDA ingeniero Casimiro Ramos quien destacó la fortaleza de las relaciones entre ambos países la cual se consolida cada día más.

Ramos mostró su agradecimiento en nombre del gobierno dominicano por la colaboración de Taiwán que la industria del bambú se haga más fuerte en la República Dominica.

Dijo que gracias a la visita sorpresa del presidente Danilo Medina esa nación y el país andan de la mano para impulsar una industria que cada vez se diversifica más.

En tanto que el embajador de Taiwán en el país Valentino Tang aseguró que con ese proyecto habrá un nuevo enfoque de la capacidad de producción de bambú, mayor cantidad de personal capacitado para una mejoría del producto elaborado y más crecimiento de los ingresos económicos.

Cabe destacar que, tanto la nave de bambú y su infraestructura están concluidas, además de la siembra de 500 tareas ubicadas en la provincia de San Francisco de Macorís, fruto del acuerdo de la República China de Taiwán y República Dominicana el pasado 29 de abril del 2015, con el fin de afinar la cooperación internacional entre los dos países.

Estos recursos están destinados a continuar con el cumplimiento de la industrialización de la actividad del bambú, usando materia prima sustentable y elaborando productos de calidad por manos dominicanas.